Javier Pozo, sucesor de ‘El Maestro’


Javier Pozo Montero, a sus 40 años, es el encargado de dirigir ahora la banda allá, por los años 50, fundó su padre. Hoy conocemos mejor a Javier y a la Agrupación Musical ‘Maestro MPL’.
- ¿Ha realizado algún estudio relacionado con la música?
Nada, nada. Solamente afición, afición y más afición. Me he puesto mucho delante de la pantalla del ordenador con el programa de música para escuchar las marchas… me he formado con otros directores musicales. Me hubiera gustado.
- ¿Comparte alguien más de su familia esta afición?
Somos cinco hermanos, 2 mujeres y 3 hombres.. Menos mis hermanas, los tres hemos seguido la tradición de estar en la banda. Aunque a ellas también les gusta la música, ya que desde pequeñas la han escuchado en casa.
- ¿Con qué edad llega a la banda?
Desde que tendría nueve o diez añillos ya sentía yo ‘ruido’ en mi casa. Mi padre con sus instrumentos, con su banda, hacia música en casa y desde entonces empezó a picarme el gusanillo.
- ¿Qué instrumento empieza tocando?
Empiezo tocando el tambor. Mi padre me preguntaba que si no quería participar en la banda y tocar algún instrumento. Yo le dije que sí, claro que quería tocar, y empecé con el tambor en la banda de cornetas y tambores.
- ¿Qué se siente al dirigir una banda con tanta solera?
Siento muchísimo orgullo. Orgulloso de tener hoy día una agrupación que gracias a Dios estamos todavía en el ámbito y agradecido. Darle las gracias a cada uno de los miembros, ya que sin ellos no sería posible desarrollar la banda.
- ¿Cómo es la Agrupación Musical Maestro MPL?
Es un grupo compuesto por muchas personas de muy variada edad. Este año han entrado personas mayores que estaban anteriormente en la agrupación, cuando era una banda de cornetas. Es un grupo de 40 personas aproximadamente que se sacrifica con muchas horas de ensayo, todos los días de la semana, o casi todos… hay que dedicarle mucho tiempo. Sobre todo un grupo muy comprometido, que trabaja todo el año haga frio o calor.

- ¿Cuál es el trabajo real de una banda?
La agrupación no termina su trabajo cuando acaba la Semana Santa. Solo hay un mes, el mes de agosto, en el que nos tomamos un respiro de 15 ó 20 días si no hay actuaciones pendientes. Nosotros en julio seguimos tocando.
Javier recuerda emocionado los años que ha vivido con su padre dentro y fuera de la agrupación. “Con él he reído, he llorado, me he peleado… me alegro de haber aprovechado tanto el tiempo junto a él, ya que gracias a la banda ha sido mucho”. El director también recuerda, entre lágrimas, a dos miembros de la banda que “por desgracia ya no se encuentran entre nosotros”. Juan Moreno y Antonio Sánchez, cornetas de la Agrupación Musical, que compartieron bastantes años con esta familia. “Desde aquí quiero expresar mi gratitud y mi orgullo de haber acompañado a estas personas que por circunstancias de la vida no pueden seguir con nosotros”. La Agrupación Musical Maestro MPL les da las gracias y no duda que “ahora estarán con su director”.