“El Carnaval es una forma de vida, mi cultura y mi religión”


¿Cómo nace su amor por esta festividad?
Mi amor por esta fiesta nace en casa. Mi padre, Manuel Cámaras-Altas, en 1971, sacó su primera agrupación de Carnaval, y continuó con esta bonita afición hasta finales de los 90. De esta manera, desde que nací he vivido entre coplas de Carnaval, y como no podía ser de otra forma, he seguido con la tradición que mi padre me legó.
¿Cuándo?
Desde muy pequeñito, ya me subía con mi padre a cantar a los escenarios donde su grupo actuaba, y en casa siempre estaba cantando todo aquello que se me quedaba. En 1991, con tan sólo 10 añitos, concursé por primera vez en el Concurso de Agrupaciones Carnavalescas de Córdoba en el Gran Teatro, en una chirigota infantil llamada “Los chavos del 8”. Tres años después, aun sin tener la edad, debuté en la categoría de adultos, en una chirigota con la autoría de música y letra de mi padre, teniendo así la oportunidad de coincidir juntos en Carnaval ambas generaciones, padre e hijo.
Contaba en el pregón que le viene heredado de su padre, ¿con cuántos años se sube por primera vez a un escenario?
Desde muy pequeñito me subía a cantar a los escenarios con las agrupaciones adultas. Según me cuentan, con tan solo 3 ó 4 años.

¿Cuándo empieza a concursar más profesionalmente en los concurso de chirigotas y comparsas?
Después de participar en agrupaciones como componente, es en el año 2000 cuando debuto en el Concurso de Córdoba como autor de letra y música de mi propio grupo. Desde entonces y hasta hoy, no he parado de sacar agrupaciones, tocando 3 modalidades: chirigota, comparsa y cuarteto (un total de 17 agrupaciones). Fueron unos inicios muy bonitos, éramos un grupo de amigos de mi barrio con la única intención de pasarlo bien por Carnaval. Poco a poco, me fui rodeando de gente más experimentada en otras agrupaciones, hasta llegar a conformar un grupo de calidad vocal y sobre todo humana, cuya base sigue siendo la misma desde hace ya 10 años.
¿Qué supone para usted el Carnaval, qué sentimiento le produce?
Para mí el Carnaval es una forma de vida, mi cultura y mi “religión”. Es algo que se siente muy dentro, y que difícilmente se le puede explicar a alguien que no lo sienta. Es una afición que se vive muy intensamente, y que a pesar de ser en el mes de Febrero, para algunos de nosotros dura los doce meses del año.
Yo el carnaval lo entiendo como el medio que el pueblo posee para hacerse escuchar; para denunciar aquello que no le parece bien; es la voz de protesta de los ciudadanos; un periodismo cantado y escrito por la mano de la humildad y la sencillez; el Carnaval es pasarlo bien, es reírse de todo y de todos, hasta de uno mismo.
Además, el Carnaval me ha dado la oportunidad de conocer a gente maravillosa que más que mis amigos son mis hermanos, de poder darle rienda suelta a mi simple imaginación, de desarrollar mis capacidades artísticas, de soñar un futuro mejor, de poder viajar a mundos desconocidos, de poder expresarme y dar mi opinión… y que la gente lo escuche… ¿Qué más se puede pedir?
¿Ha sido director de algunas chirigotas y comparsas más?
No, director siempre he sido solamente de mi grupo, y autor también, excepto este año que me he hecho cargo de la autoría de la Chirigota de Cristo “Objetivo: La permanencia”.

¿Ha sido la primera vez que queda entre los cinco primeros en el Concurso de Agrupaciones de Córdoba?
No. Desde el año 2006 que fue nuestra primera final con la base de este grupo, ya no hemos parado de quedar entre los primeros puestos:
2006: Los seguidores de Cristo (4º premio)
2007: De todo menos bonito (1º premio)
2008: Acorralado (2º premio)
2009: Tu suerte en mis bolas (2º premio)
2010: Los buscadores de oro (1º premio)
2011: Tráeme la 36 (1º premio)
2012: Pájaros de Papel (2º premio)
2013: Mi Fábrica (1º Premio)
2014: Los Mentirosos (2º Premio)
¿Qué siente cuando canta para el público?
Es algo difícil de describir. Se siente una enorme satisfacción al ver que lo que has ensayado tanto tiempo está siendo escuchado y respetado. Se siente emoción al ver la reacción del público. Se siente orgullo del trabajo realizado. Se siente agradecimiento por los que están al otro lado del escenario. Se siente un enorme placer de poder hacer lo que más te gusta: cantar… Se sienten muchísimas cosas…
¿Cuánto tiempo dedica a la creación de las letras?
Depende. Hay días en los que me siento delante del papel a escribir una letra, y por muchas vueltas que le doy, no sale. Así que, lo mejor es dejarlo, y retomarla otro día. En cambio, hay días que la composición va fluyendo sola y en poco tiempo la termino. También es cierto que hay letras o temas que te llegan más que otros, por tanto, lo que sale de dentro del corazón también me suele llevar menos tiempo de ejecución.
Lo que es pensando músicas, letras, ideas… estoy todo el año y las 24 horas del día. Siempre hay algo rondando de mi cabeza. Yo me he levantado a las 3 de la mañana de la cama a grabar algo que me ha venido. Mi mujer puede corroborarlo.
¿Cuánto tiempo le dedica al ensayo de sus grupos?
Mi grupo suele ensayar de septiembre a febrero, 3 días a la semana, 2 horas por día aproximadamente.
¿Cómo compagina el Carnaval y su día a día?
A veces es difícil de compaginar, y cada año que pasa, aún más. El Carnaval es una afición y tanto yo, como autor, como mis compañeros del grupo tenemos nuestras vidas, nuestros trabajos, nuestras familias. Es una afición que requiere mucho tiempo de dedicación y a horarios bastante complicados. Por tanto, a veces se saca tiempo de donde no hay, y tienes que dejar de lado asuntos personales para dedicarle tiempo a tu agrupación. Es muy sacrificado, pero es algo que gusta tanto que merece la pena el gran esfuerzo. Desde aquí agradecer a nuestras familias que “soportan” nuestra locura carnavalesca.
¿Qué ha supuesto ser este año Pregonero del Carnaval de Almodóvar?
Ser pregonero de Almodóvar ha sido una de las experiencias más hermosas que he vivido y se lo debo al Carnaval. Cuando me lo propusieron me sorprendió y me asusté un poco, pues era algo que yo nunca había hecho. Pero, sinceramente, ha sido una vivencia inolvidable. Tener la oportunidad de participar de manera tan notable en la fiesta de una localidad, y poder contarle tus historias, es algo increíble. Ha sido un gran honor y un gran placer. Agradezco al Ayuntamiento de Almodóvar y a la organización por hacerme este regalo increíble, y por el cariño que siempre han mostrado hacia mí y hacia mi grupo.